martes, 5 de mayo de 2009

Relatividad

El tiempo está corriendo. Cierto. El tiempo, como tantas cosas, es relativo. Corrijo entonces: el tiempo que rodea a mis eternos pendientes está corriendo. Su velocidad rebasa, y por mucho, al pausado ritmo de mi respiración. Si lo pienso con calma, cada parte de mí sigue un ritmo absolutamente distinto. A veces, es verdad, esos tiempos se armonizan y avanzan como uno solo. Pero en ocasiones, como ahora, pierden toda sincronía. Y volteo en todas direcciones, intentando decidir cuál de todos los ritmos ha de marcar la pauta. Y en tanto me debato en semejantes extravagancias, el ritmo de esas cosas que no dependen de mí, parecen acelerar. Mientras, permanezco suspendido. Quizá la coordinación de tiempos llegará por sí misma. Como en los casos de alineación planetaria. Y entonces, no queda sino esperar. Desprenderse de las ataduras que nos impone la medición del tiempo, que nada sabe de minutos, segundo, días o años.

4 comentarios:

Luna Quisan dijo...

Control mental mi querido Ernestito... que la fuerza nos acompañe y nos ponga las pilas para acaparar y aprovechar la atención del tiempo....

;)

Luna Quisan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La "Y" dijo...

Mi querido Ernesto, tranquis, escapate un ratito de donde estés...aunque sea mentalmente, mientasela al tiempo si quieres, mientasela también a la alineación...tú solo respira profundo, cierra los ojos y vuelaaaaaaa¡¡¡¡

Ernesto PC dijo...

Eso... control mental Lunita... mmm... pero hay que aplicarlo también pa' evitar los comentarios duplicados eh! jeje... ya en serio, gracias por andar por aquí al pendiente ;)

Hola "Y"!!! En eso ando... respirando serenamente... y si no vuelo, al menos empiezo a mandar ciertas cosas a volar jeje! saludotes!!!