miércoles, 1 de abril de 2009

Seguir adelante

Inside my heart is breaking
My make-up may be flaking
But my smile still stays on

Queen, The show must go on

Siempre he dicho que este trabajo —el de docente— tiene mucho de payaso de circo: más vale pintar una sonrisa en el rostro antes de saltar a la pista del salón de clases. Siempre he dicho que el optimismo es ingrediente necesario para dedicarse a esto de la educación. Pero en medio de mis infinitas contradicciones, confieso que no siempre se tiene una sonrisa a la mano y que en ocasiones una buena dosis de realidad es necesaria para no perder el piso. Y a eso, súmese la melancolía que caracteriza mi temperamento y que, de vez en cuando, se apodera de mis músculos y dificulta dar ciertos pasos. En esas andamos. Es evidente que el estrés, el ajetreo cotidiano, mis eternas dificultades para organizar ciertas cosas y asignar prioridades, me traen atarantado. En momentos así, me resulta vital mirar hacia algunos de mis héroes, esos personajes en cuyas palabras puedo encontrar refugio; y como parte de la catarsis que este espacio permite, ya iré soltando una que otra frase de esas con las que espero toparme en esta búsqueda aleatoria.

2 comentarios:

Liz lombriz dijo...

ánimo, estamos cerca de las vacaciones, las cuales siempre son necesaria para retomar el camino, los que trabajamos en esto sabemos lo desgastante que es, pues finalmente el trato con seres humanos en impredecible no hay nada escrito y como bien dices hay mucho de "payaso" en esto.

Ernesto PC dijo...

Ea, pues aquí vamos... cerrado la semana y listo para desconectarme un rato de esto y conectarme al 100 con mis infinitos pendientes jeje... Gracias por la visita y felices vacaciones Liz!!! ;)