miércoles, 17 de diciembre de 2008

Percepción

En estos días mi estado de salud ha sido tal que hoy fue muy difícil levantarme a tiempo. Dudé un rato si venir a trabajar, pero al final decidí presentarme al menos un rato y cumplir a las 7:00 la guardia de exámenes finales que me correspondía. Así que, para estar a tiempo, renuncié hoy a mi traslado cotidiano en autobús y tomé un taxi. El vehículo que abordé parecía estar esperándome en la esquina de la avenida. Justo la luz del semáforo cambiaba a verde cuando alcancé a hacerle la señal y abordarlo. 

Mi espíritu de taxista siempre ha facilitado que estos trabajadores del volante y yo sepamos identificarnos. Con la misma atención que les distingue ellos, suelo sondear la personalidad de mi conductor en las primeras palabras. Como me dijo uno de ellos alguna vez, el saludo y un respuesta sencilla pueden decirnos si estamos ante alguien dispuesto a conversar y en qué direcciones, o si nos hemos topado con algún cascarrabias que prefiere le dejen tranquilo. Así, conmigo sucede que al tiempo que un taxista me sondea yo lo estoy sondeando a él.

En este caso fue evidente desde el "buenos días" que estábamos encontrándonos dos idealistas dispuestos a encontrarle el lado positivo a cualquier circunstancia. Más allá de quejarnos del frío, ambos comenzamos agradeciendo la posibilidad de sentir estas bajas temperaturas, de percibir a través de los 4 grados centígrados el contundente hecho de estar vivos.

La charla atravesó varios derroteros que han venido aflorando en mi cabeza en estos días. Lo curioso es que no era yo quien ponía los temas sobre la mesa, sino mi amable conductor que igual que agradecía a Dios gozar de salud y de la posibilidad de trabajar día con día, citaba la dicha que encierran las luchas cotidianas. "Cómo hay gente que desde que se levanta se está quejando... Que porque se le hace tarde o por el tráfico, o porque hace mucho frío." De pronto me estaba ya hablando del "mundo materialista" en que vivimos y en cómo la riqueza dificulta ser auténticamente dichosos.

"Todos los días pongo dos despertadores, con cinco minutos de diferencia", me dijo. "Con el primero me despierto, pero espero esos cinco minutitos para levantarme." En esos "cinco minutitos" agradece el día que comienza y se convence cada mañana de la importancia de poner buena cara al día. "Alguien me dijo una vez que hay que vivir feliz tu segundo, alegre tu minuto y dichoso tu día." 

Cuando faltaban poco metros para llegar a mi destino, soltó una última provocación. "Hay una película que me gusta mucho, se llama Pide al tiempo que vuelva. ¿Usted no la ha visto?" Respondí que no, reconociendo que es uno de esos filmes míticos que tengo pendientes, y añadía que hace poco alguien me había preguntado lo mismo. "¡Ay, joven! Tiene que verla. Pero la tiene que ver tranquilo, atento... que no se pierda ningún detalle." "Sí", le dije, "ya tenía en mente que debo verla... y ahora más, pues lleva doble recomendación." 

Bajé del taxi con una melancólica sonrisa. Durante el trayecto, mientras escuchaba y alimentaba las reflexiones de mi interlocutor con una que otra ocurrencia, pensaba en cómo este hombre tenía claras tantas cosas sin necesidad de haberlas explorado a través de textos como los que han venido provocando mis descubrimientos recientes. Sus hallazgos han sido seguramente espontáneos en general. La clave para percibir las cosas, como sugirió al recomendarme la película, es estar atento.

7 comentarios:

zoraima dijo...

¡Hola!,

Sí, el Universo nos da pequeños regalos cada minuto.

Hay que disfrutarlos y poner mucha mucha atención.

Te mando un abrazo amigo.

Luna Quisan dijo...

Ay Ernesto que hermoso post!! realmente es cierto, debemos de abrir los ojos y estar siempre atentos al más minimo detalle. Debemos de agradacer y disfrutar día a día de la magía, las sonrisas, las miradas... Debemos dar gracias a Dios por tener la dicha de sentir, de vivir, pero sobre todo de conocer a personas como tu... que muy a pesar de estar detrás de un monitor, eres alguien que enseña, inspira, motiva y con esto deja huella a traves de cada una de tus palabras...
Cierto, esa pelicula es bellisima, es por eso que yo pido al tiempo que vuelva.

:) un abrazo! Hermoso y profundo post...

Pd. Ojala yo me pudiera encontrar a Taxistas como ese...mi suerte no ha sido la misma... en fin...

La "Y" dijo...

Coincido con Lunita, que chingón chingón post....me metí en la historia, definititivamente eres de los míos ernesto, un hombre muy sencillo, pocas personas suelen platicar con sus taxistas, yo no siempre lo hago, porque luego hay cada malandrín que bueeeno hay que tener cuidado jajaja, eso sí, mi papá quien es fanático de platicar con medio mundo, ha logrado platicar tan animadamente con los taxistas, que ellos suelen detener su carrera del día, con tal de escuchar las sabias palabras de un septuagenario como mi negrito...ah cómo es lindo mi papi...Ernesto como siempre tus post logran que yo indudablemente saque a relucir siempre a mi familia, por eso gracias, realemente disfruto hablar de ellos...besos...¡¡¡

Lau dijo...

Al menos no te tocó uno como el que me llevó ese día a la Casita Lunar a celebrar el babyshower. Méndigo!!! Grosero!!!! jejejeje
Pídele al tiempo que vuelva es un "must", Chécala pero "atento, sin perder detalle"
Saludos

James dijo...

Qué buen post... Tienes toda la razón.
Y sí comúnmente nos quejamos desde que amanece por el simple hecho de que nos despertaron...

La "Y" dijo...

Ernestito¡¡¡¡¡
Me despido sólo por un tiempo, el descanso y el bebé, me lo exigen, y quiero agradecerte por tus sabios consejos, por tus coemntarios en mis posts y por muchas otras cosas, pero bueno eso ya después personalmente te las diré....yo el único consejo que te puedo dar para este año que viene, es que seas un luchador....agarra tu capa y espada, y lucha¡¡¡si señor, no djes ir las oportunidades que esta loca vida te brinda, a veces decimos nunca es tarde, pero para que perder el tiempo caray??? para que desperdiciar los minutos si la vida es tan bella.....
Tú no le pidas al tiempo que vuelva, los hubieras, son refeos.....valor, valor....
El cielo, la luna y las estrellas tendrán una gran oportunidad este 2009 hay que aprovecharlo jijijij...un besote chulo¡¡¡¡¡

Ernesto PC dijo...

Zorus... Gracias! Como siempre, un honor y un placer!

Luna... Qué puedo decir? si de dejar huellas se tratam ud. es una maestra eh! ;)

Lau... Ya tengo la peli en mi poder, pero esperaré el mood de atención necesario para verla, lo cual será seguramente en 2009 jejeje

James... así es. La gracia parece estar en ir tendiendo al equilibrio, no? porque tampoco es que se trate de ver el mundo como si fuera todo lindo... pero agradecer creo que es buen inicio. un abrazo!

Mi queridísima Y... Gracias a ti como siempre. Te deseo lo mejor ahora con la llegada de 2009 y del webitos de oro, todo un ahijado de esta maravillosa blogger-comunidad. Echaremos de menos tus posts pero esa ausencia está más que justificada. Un abrazo grande y lleno de buenas vibras desde acá! En fin, gracias de nuevo como siempre ;)